Foxcatcher

A nosotros, los sapiens, se nos da tan natural conquistar. Hacemos uso del poder, nos regodeamos en él, hasta perpetuarnos en su seno tan sagrado como siniestro. Pastores de un rebaño de víctimas irredentas, víctimas que produce el mismo látigo de la inconsciencia antológica y abyecta del poder.

Bennett Miller (“Capote”, “Moneyball”),  transita por la puesta  en escena tersa, pero éticamente escalofriante. Prefiere tonos opacos, mundo sonoro minimalista y soporta la retorcida metáfora de la relación del poder y sus hijos en los oportunos silencios, mejores comunicadores que las líneas guionadas más poderosas. El trío actoral que encabeza el soberbio Steve Carrell, junto al que se dobla pero irrompible Mark Ruffalo, y a un sentido, trabajado y bien aprovechado Channing Tatum, son la guinda imprescindible de este festín de cine de altos vuelos hecho en USA.

Fervorosa recomendación: siempre es bueno no ver trailers, leer sinopsis, antes de apreciar un filme. Este voto anti-morbo palomitero debe ser reforzado  en ‘Foxcatcher’. La disfrutará mucho más.

Clasificación:  5/5

Por: Edwin Cruz