David Bowie Five Years

Dotado de una vertiginosidad que hace justicia a la estela del camaleón del pop, el director Francis Whately desarbola los 5 años, los 5 puntos de giro en la historia de David Bowie: el andrógino Ziggy Stardust, el liricista marciano del declive y el exceso. El Dandy, quien desmontó con su blanca curiosidad la furia negra y prodigiosa del soul. Su vampiresca estancia en Berlin, donde succionó los matices electrónicos del Kraut Rock, acompañado de los proverbiales productores Brian Eno y Toni Visconti. Quien volvería al Major Tom de los 60′s, esta vez pregonando opacidad y cinismo a la barroca era ochentera que se avecinaba. Y como acto final del pentarrelato, la estrella absoluta del pop. El que debía vivir en presente. El que no se preocupó- por breve espacio de tiempo al menos- en ser la figura que marcaba el norte de la música y cultura populares.
Encandilantes Imágenes inéditas, testimonios reveladores sobre el proceso de realización de las obras discográficas, advierten a tiempo completo que este  documento sólo busca perpetuar al mito. Quédese  con el David de su preferencia.  Eso sí, le recomiendo entienda que Bowie es un acto, una reacción en cadena sesudamente concebida de alter egos.Nada menos. Tal vez en sus letras está todo su ideario. Otear es su sello distintivo. Garantía de posteridad.

Calificación: 4.5/5

Por: Edwin Cruz