Blanco (Documental)

Cuando se rueda, irremediablemente la reminiscencia fluye: no hay forma de evitar  esa conexión del director con los estilos que ha visto y estudiado, por más interior que sea la travesía. La experiencia como evocación  para hacer algo auténtico.  ’Blanco’ es una especie de delicioso déjà vú cinematográfico.

Veo santos. Veo gente de a pie. Veo exclusión social. Veo lirismo. Veo vidas grises. Veo un tributo etéreo a personas muy especiales.

Melvin Durán ha debutado con un filme tan maduro, tan sobrado en imágenes y  contenido. Tan objetivo desde su propia concepción como autor, que no te enrostra ningún tipo de respuestas, y eso se agradece.

Sólo deseo lo mejor a este documental. Que aterrice en todos los escenarios posibles, para que el mundo vea un filme dominicano, perfecto e inspirador.

Calificación: 5/ 5

Por: Edwin Cruz