A través De Los Olivos

Para muchos esta pieza experimental es su punto más alto. Hacer cine dentro del cine no es nuevo, que innovadora es la reiteración. Pero utilizar la técnica para hablar sencillamente de la vida cotidiana y nuestra relación con la naturaleza, minimizando el papel primordial que juegan los subtextos en una película inteligente, ya es de insolencia. Bienvenida por favor.
Kiarostami juega con el encuadre. Desmonta el egoísmo del ángulo subjetivo y lo eleva a la categoría de estoico contemplador. Reconcilia al paisaje con sus habitantes a costa de los diálogos pedestres, fulgurantes y concisos que le caracterizan. Aborda la obligada cualidad periodística que ha de poseer un director. Sin olvidar que su naturaleza es la de rabioso cazador de historias.
Amores truncados, revelaciones, Mcguffin. Realidad y ficción entretejidos. Para qué al final?  Al final, quedan los olivos.

Calificación: 5/5

Por: Edwin Cruz