A Orillas del Mar (Película dominicana)

A Orillas del Mar 2015

Bladimir Abud

Desde Crónica de un niño solo (1965)  del argentino Leonardo Favio, de Pixote (1981) del brasilero Héctor Babenco y Huelepega (1999) de la venezolana Elia Schneider, cineastas latinoamericanos han expuesto una realidad que nada tiene que ver con entretenimiento. No se trata de comercializar las risas, pero tampoco las lágrimas.

A Orillas del Mar es el trabajo que avecina al dominicano Bladimir Abud a los autores que señalan el círculo vicioso, ese que fue pasado, que afecta el presente y aniquila nuestro futuro.

El joven protagonista parte en cruzada; reclama su derecho, pero este medioevo cosmopolita  es cruel y el Principito tercermundista solo tiene su ingenuidad; el Mar, aunque estará siempre a su lado, solo le traerá nostalgia.

La película cuenta con una hermosa fotografía, paciente en los momentos más introspectivos, releva al diálogo. La redundancia es subyugada.

La narrativa es complementada por  actuaciones muy contenidas; el director apuesta por lo orgánico, coherente con lo hiperreal de su propuesta.

Es un filme valiente. Luce honesto ante la carencia de pretensiones artificiales. Una tesis que intenta gritar nuestra complicidad ante un mal social que nuestro cine de postal barre bajo la cama.

 

Calificación: 3.5/5
 
Por: José Maracallo